martes, 16 de septiembre de 2008

Quisiera...


Quisiera ser un ánfora

para contener tu deseo

de fuego.

Quisiera ser un cuenco

arcilloso y profundo,

tu mundo.

Quisiera ser un canasto

para atrapar dulcemente

tu sueño

grillo desvelado

de alas oscuras

sobre la almohada

de la noche.

Una red fuerte y amplia

que te abrace las piernas,

te ate

y te tenga conmigo

noche y día

pez resbaladizo

que como el salmón

saltas, demente

contra la corriente.

Una luz que de pronto

te ilumine los ojos

qué antojo

y veas lo que no ves

y más allá de las luces

más allá de las noches

me nombres.

Quisiera ser un eco

para que me escuches,

no te escuches,

me extrañes, me necesites...

Un ánfora, un cuenco,

un canasto, una red,

una luz, un eco,

un nombre.

6 comentarios:

Apalabrada dijo...

Hola Bea : Este poema me ahce acordar a algo que me pasó hace dos años. expesaste muy bien lo que yo sentía.
Gracias por pasar y comunicarlo.

DeaBea dijo...

Gracias por pasar ídola!
Nos seguimos viendo!

MaRiLu dijo...

Hola Bea!!!
Muy hermoso, como todo lo que escribes! alma de artista!

Quisiera ser...
tu mundo...
tu fuego...
tu sueño...
tu todo!
El amor busca maneras y maneras de llegar hasta su homónimo...

Un beso!

DeaBea dijo...

Hola Marilú!
Lindas tus palabras.Me alientan!!
Nos leemos...
Besos

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Cuántos deseos!... el querido, medio huidizo, ¿no?
Hermoso poema.

DeaBea dijo...

¡¡qué les parece Chuquis!!
Huidizo, ciertamente.
Ocupado, cansado, stresado, etc, etc, etc, etc, JA