viernes, 17 de octubre de 2008

¿Falsas Soledades?


Una momia horizontal en el sillón
Recibiendo destellos del televisor
Comiendo sobre la mesa ratona
La espalda doblada sobre el plato.

Acostándose sola
Con su frío eterno
Sin lágrimas
Sin sudores.
Levantándose sola
Con sus desordenadas cosas
Como únicas compañeras.
Los objetos no fallan
-dice la publicidad-
No salen caminando por la puerta
Para no volver
O volver enrarecidos…

Su piel resplandeciente
No envejece
Frente a la computadora.
Allí están sus amigos breves
Mejor encontrarse ahí y no en el bar.

Momia joven y eterna
No entiende de soledades.
Le va pasando la vida
Tan tranquila,
Tan sin necesitar ninguna cosa.

2 comentarios:

Eduardo Roldán dijo...

A veces me miro al espejo y suele asomarse la misma momia!..
Hermoso Bea...
Saludos..

DeaBea dijo...

Bienvenido al blog, me has hecho reir...la misma momia no es,seguro que sos otra.
Saluditos