domingo, 16 de noviembre de 2008

Discriminados





Los excluidos
vamos caminando
con el corazón estrangulado
por las manos criminales
de la indiferencia.

La espalda torcida
por el peso
de los que niegan
nuestra existencia.

¿Quién me niega?

Discriminados.
Por el alto y el ancho,
por el color y la actitud.
Por el valor agregado.
Por faltar, por sobrar.
Discriminados.

Apartados de las multitudes.
Olvidados por los recordados.
Negados.

¿Quién me niega?

Mudos entre los mudos.
Ciegos entre los ciegos.
Sordos entre los sordos.
Carentes entre los carenciados.
Separados.

Estamos. Vivimos. Hacemos.
Juntándonos como el aceite
que flota sobre el agua.
Somos la mancha en la transparencia.
Nos unimos naturalmente
por ser los descartados.

¿Quién me descarta?

Decidamos.
Que hoy comience
la autointegración de los aislados.


Lamentación sobre lamentación,
que hoy terminen
catarsis momentáneas.

Que hoy comience ...
el ser no excluido
para siempre.




Ocio en AtrápaloVotarVer otros participantes

6 comentarios:

Juan dijo...

Seamos los no excluidos,
para siempre.

Unidas las conciencias
los corazones
formaremos legión
de marginados
que cambiarán
el mundo
con la fuerza
del amor y de la paz.

Un abrazo.

Juan Antonio

DeaBea dijo...

Bueno Juan, mientras utilicemos la fuerza del amor y de la paz, todo bien, pero eso de los excluídos para siempre no fue mi intención....

Juan dijo...

Deabea

Lo importante es no autoexcluirnos
para eso tenemos que tener una mente fuerte
al haber reconocido nuestros valores.

Un abrazo.

Juan Antonio

DeaBea dijo...

autoexcluirnos...no claro que no, sin embargo hay cierta atracción... excluidos atraen a excluidos...sentirse excluido de la generalidad, cuando la generalidad parece estar desorientada...será bueno?

Apa dijo...

Los excluídos de cuatro provincias nos atraemos tanto que nos juntamos en un bar de Rosario el 28 venís?
Mandá mail
un abrazo

DeaBea dijo...

Voyyy, el día de los inocentessss
No tengo tu mail APA, dame las coordenadas, porfa.
Abrazos