viernes, 12 de marzo de 2010

El sueño de tener un árbol con flores hermosas

-->



Por el fondo del jardín
han pasado muchos árboles:
el almendro,
el palo borracho
el jacarandá y el lapacho.

Esperamos en vano sus floreceres,
pero sucumbieron todos a la helada insistente.
Sólo uno resistió:el sauce tortuoso.

Creció con rapidez
como crecen los sauces,
invasores de espacios
y de tierras musgosas.


Y fue sombra-frescura
de nuestros domingos
con sus sinuosas ramas
con sus tortuosas hojas.

Hamaca de mi nieto, 
selva rizada,
donde pequeños deportistas
se arriesgaban.

Descanso de gorriones
y de horneros,
reparo de jilgueros y benteveos.

Lloré el día
en que lo masacraron.
Por haberse vuelto tan gigante…
¡Tanto castigo!



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso y conmovedor. Me pareció ver ese sauce generoso y dador de vida en tu jardín.
Un abrazo,Juany Rojas

DeaBea dijo...

Es decir este poema salió totalmente visual...Es una tendencia mía... como que me dediqué toda mi vida a las Artes Plásticas y Visuales!
Abrazos!