martes, 19 de octubre de 2010

Extrema posición


Muchos
necesitan que prevalezca el amor
pero deben alzar su arma
para marcar el límite.

Muchos
con el alma triturada por el dolor
deben sobrevivir como no quieren
en medio del caos que no merecen.

Muchos
en estado de confusión extrema
no pueden descifrar los por qué
de lo que está sucediendo.

8 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Reflesiva entrada... la que nos hace ver... los extremos de las situaciones en la vida...
Hay momentos que la confusión nos invade de tal manera que nos preguntamos....¡es tan solo un sueño...verdad?.

Un placer leerte.

Saludos fraternos.

Juan Carlos Durilén dijo...

Bea:
Esta verdad que lacera... Esta cruda verdad que nombran tus versos.
¡¿Cómo sobrevivir con los cinco sentidos y el corazón abierto como una puerta?!

Gracias por mostrarlo, aunque duela...

Un beso.

DeaBea dijo...

Juan Carlos, a veces algunos de mis seguidores se muestran afectados por ciertos sentimientos o relatos que aparecen en mis poemas.Creo que la poesía debe expresar todo lo que le sucede al ser humano. Aunque supongo que siempre es más fácil escribir sobre asuntos bellos y sentimientos positivos . Yo no puedo dejar de arrojar sobre los lectores algunos monos locos, de vez en cuando. Abrazos

DeaBea dijo...

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado...
Qué es la vida? Una ilusión
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño
que toda la vida es sueño
y los sueños, sueños son...
...dijo Calderón.
Gracias Ave Peregrina por tu comentario.

Cecilia dijo...

Coincido Bea. La poesía debe hablar de lo que nos pasa, de lo que sentimos, nos debe ser fiel. Un abrazo.

DeaBea dijo...

Coincidencias de la marinera de las bahías salitrosas con la hija adoptiva de las serranías cordobesas.

Carlos Alberto Arellano dijo...

En «Calor de hogar», Vitus B. Dröscher dice que «La clave de un mundo pleno de amor es el amor de la madre por su hijo». El profundo significado de esta frase queda en claro cuando se llega al final del libro, que tiene casi 300 páginas. La historia (hay clarísimos ejemplos) nos enseña que es posible vivir en sociedades con menos violencia, con menos intolerancia, con menos horror.

Un saludo.

DeaBea dijo...

Qué fuerte esa clave!
Por ende se me presenta una gran duda existencial: ¿cualquier mujer puede ser madre?