lunes, 10 de enero de 2011

Mentirosos




Algunos llevan
brillos de monedas falsas
en los ojos
un apretón de labios
desparejo
y ademanes forzados
subrayan sus palabras.
Enfermos de perfección,
la verdad los incomoda
demasiadas veces.
No pueden andar
sin llevar el invento
por escudo.
Adoradores
de falsas vidas perfectas
deben cargar
construcciones ideales
para sobrevivir
en su mundo de utopías.



Fotografía de Dea Bea

2 comentarios:

Juan Carlos Durilén dijo...

Querida Bea:
Esos "adoradores de falsas vidas perfectas" son vulnerables: se delatan a sí mismos, al ojo que sabe distinguir, desde luego.
Están atrapados y tu poema los desnuda.

Muy bueno.

Un abrazo.

DeaBea dijo...

Bueno Juan Carlos, algunos son un poco faroleros nomás y se les disculpa , otros tienen problemas psicológicos y también se les disculpa. Estos y los otros caen en la trampa mortal de mi poema sin la distinción debida.Abrazos