domingo, 8 de febrero de 2015

Morteros




En la orilla hay una piedra;
sobre la piedra el mortero:
oquedad hecha de a poco,
no muere a pesar del tiempo.

Cerca del mortero el agua
que fluye poco en invierno.

¿Quién comió de la semilla
que machacó la conana ?

Tu mano, de tanto usarla
ha dejado su bruñido.
Si habrás golpeado las vainas
del algarrobo vecino.

Tan escondido en el monte
que a la autoridad  burlabas,
mientras hacías la aloja
 la tristeza se borraba...

En el río estás, hermano,
presencia de a poco hecha.

El recuerdo del origen
aquí habla con vehemencia:
muy cerca de los senderos
y muy lejos de la ausencia.





Fotografía de Juan Carlos Paesani

No hay comentarios: